Noticias

Argumentos cristianos Vs Argumentos ateos – CRISTIANISMO PARA ATEOS

Diferencias entre argumentos cristianos y argumentos ateos

“Los ateos siguen con argumentos del siglo XIX mientras que los textos se han modernizado mucho” – Manuel Alfonseca, escritor y divulgador de la ciencia

La existencia de Dios es un hecho que plantea cuestiones filosóficas fundamentales en relación con la ontología, e implica un debate entre diferentes ideas, cuya expresión habitualmente no se limita al mundo de la racionalidad, sino que se extiende al de las creencias. El teísmo cristiano y el ateísmo son las dos posturas básicas, favorables y contrarias a la existencia de Dios, respectivamente. Por su parte, el agnosticismo niega la posibilidad de conocer la existencia de Dios. El debate en torno a este tema ha sido objeto de argumentos a favor y en contra, propuestos por filósofos, teólogos, científicos y otros grandes pensadores.

Aunque hace tiempo buena parte del mundo académico occidental había visto la cuestión de la existencia de Dios como un tema indiferente, intocable o un pseudoproblema, esta cuestión ha vuelto a suscitar debates vivos en filosofía. Como dice el filósofo cristiano y profesor en la universidad de Oxford, el Dr. Vince Vitale, «En el mundo académico, Dios no está muerto. Está muy vivo. ”, En referencia a la muerte de Dios descrita por Nietzsche, volvió a la vida a los finales de los años sesenta». Hasta el destacado filósofo y escritor ateo, Quentin Smith, admite y critica los filósofos ateos de hoy día por haber perdido terreno frente a los filósofos cristianos y los mejores argumentos en cualquier momento del debate siempre vienen de los que creen en Dios. Lo mismo piensan otros filósofos ateos como Michael Ruse, Graham Oppy y Noam Chomsky.

Grandes filósofos cristianos como Alvin Plantinga y Edward Fesser también sostienen que, “Los llamados nuevos ateos son inferiores, filosóficamente hablando, a los viejos ateos”. Por alguna buena razón, Antony Flew, autor del siglo 20, que durante el medio siglo, defendió el ateísmo, desde la perspectiva de la Escuela de Filosofía Analítica, y de quien se ha dicho que fue "el ateo más influyente del mundo", aseguró después de creer en Dios, escribió un libro titulado, "Dios existe" y en una entrevista que se publicó en la revista Philosophia Christi, el doctor en Filosofía, dijo que tuvo que rendirse ante la evidencia de los hechos por razones científicas y filosóficas. Su conversión dejó sin palabras a muchos de los ateos y agnósticos más sobresalientes como Richard Dawkins.

Pero para ser justos con los nuevos ateos, los viejos ateos tampoco tenían buenos argumentos contra la existencia de Dios. De hecho, “Nietzsche nunca dio pruebas en contra de la existencia de Dios. El "ateísmo" que presenta Nietzsche en sus libros es práctico y no teórico. Sus escritos se caracterizan por ser irracional, en el sentido de que no se sustenta sobre argumentos racionales que intentan servir de base a su conclusión; y también por ser puramente volitivo; es decir: emana de su voluntad ”. ("El dios de los ateos" de Carlos A. Marmelada, profesor, escritor, divulgador científico, ganador del Premio Arnau de Vilanova de Filosofía, licenciado en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad de Barcelona). Otro reconocido filósofo declara que "Nietzsche parte del ateísmo, pero no se esfuerza por convencer ni por argumentarlo". (“Introducción a la Filosofía”, p.513, de Alfonso Ropero, profesor de Historia de la Filosofía, escritor y conferenciante que ha participado en diversas universidades y convenciones nacionales e internacionales).

Lo mismo se puede decir de Camus y Sartre. De hecho, sé dados que estos tres filósofos dejaron de identificarse como ateos y agnósticos al final de sus días (Vea El Existencialista Hastiado. Conversaciones con Albert Camus ”de Howard Mumma; El Diario Le Nouvel Observateur Jean Paul Sartre, 1980; Norman Geisler, Los intelectuales hablan sobre Dios, Chicago, 1984 y "Mi hermana y yo" – El último diario de Friedrich Nietzsche). Hasta el famoso filósofo, matemático y escritor británico ganador del Premio Nobel de Literatura, Bertrand Russell, prefirió identificarse como agnóstico que como ateo pues admitió que “no existe argumento que demuestre la no existencia de Dios” (Collected Papers, vol 11, p. 91) Por tanto, esos atentos militantes que dicen que los cristianos solo usamos la Biblia para probar la existencia de Dios mienten o ignoran que tenemos más y mejores argumentos filosóficos y científicos que ellos. Acá una lista de argumentos más usados ​​por ambas posturas:

Argumentos que usan los teístas cristianos a favor de la existencia de Dios

Argumento de la Transcendencia

Argumento de la Moral Objetiva

Argumento del Anhelo por Dios

Argumento de la información biológica y codificación del ADN

Argumento de la Estética (Belleza)

Argumento cosmológico del Kalam

Argumento Teleológico la cualidad que sostiene el orden del universo y su complejidad se explican mejor por referencia a un Dios creador (argumento similar al del creacionismo o el diseño inteligente contra el evolucionismo darwinista)

Argumento cosmológico de Leibniz

Argumento Ontológico Modal

Complejidad Irreducible

Teorema de Gobel

Argumento de los Milagros

Sucesión de Fibonacci

Argumento de la Contingencia

Leyes de la Termodinámica (para un universo creado y no eterno)

Argumento del Ajuste Fino y la Optimización del Universo

Ley de la Causalidad

Argumento de la conciencia

Teología natural

Las Cinco Vías de Tomás de Aquino

Biogénesis

Quinque viae

Experiencia personal cristiana

Evidencias de la Resurrección de Cristo

Profecías Mesiánicas

Evidencias de Paley

Analogía de Batler

Evidencias legales, bibliográficas, internas y externas a favor de la inerrancia de la Biblia

Argumentos que usan los ateos a favor de la no existencia de Dios

La "Paradoja" de la Omnipotencia

El Dilema de Epicuro

El Argumento del Mal

La teoría de la evolución y el Big Bang

El dios de los vacíos

La Tetera de Russell

La navaja de Hitchens

La teoria de los Multiversos

¿Quién creó a Dios?

Argumento del Libre Albedrio

Dios es cuestión de geografía

Argumento del Mal Diseño

Apuesta atea y de Smith

Pluralidad de religiones

Citar "errores" y supuestas contradicciones de la Biblia

Sin embargo, y a través de la historia, cada uno de estos argumentos ateos (en su mayoría muy antiguos) han sido refutados hasta el cansancio por varios apologistas cristianos. Además y como dados el catedrático y divulgador de la ciencia, Manuel Alfonseca, y el filósofo Yujin Nagasawa, “Los argumentos que usan los ateos simplemente están llenos de falacias” y “fallan todas”. Quizás esto explique porque muchos ateos y agnósticos evaden cobardemente la carga de prueba porque saben en el fondo que no tienen buenas razones para no creer en Dios. Quizás esto también explica porque muchos de ellos como Richard Dawkins (ídolo de muchos ateos militantes) no se atreven a enfrentarse con filósofos cristianos como William Lane Craig en un debate público. Sin olvidar que Dawkins tampoco lució bien en sus debates con el filósofo cristiano John Lennox.

Otra cosa que notamos en muchos de estos fanáticos ateos es que no importa la cantidad de evidencia que se pone por delante nunca admitirá que Dios existe (William A. Dembski, Cómo debatir con un ateo, si es necesario) lo que nos hace preguntar si estas personas son solo "ateos" por conveniencia y voluntad y no por evidencia o razones intelectuales. El mismo hecho de que se la pasan toda la vida blasfemando e insultando en Ser que supuestamente no cree nos hace recordar las palabras del filósofo cristiano, Agustín de Hipona, de que “Nadie niega a Dios, sino aquel a quien le conviene que Dios no exista ". y que "para el que quiere creer tengo mil razones pero para el que no quiere creer no tengo ninguna". En otras palabras, no hay peor ciego que el que no quiere ver.

De hecho, el ateo que usa la navaja de Hitchens se dispara en su propio pastel porque aun si no tenemos evidenciamos evidencias eso no probaría que no hay Dios y la ausencia de prueba no es prueba de ausencia. Asumir tal cosa sería cometer la falacia argumento ad ignorantiam, también conocido como llamada a la ignorancia lo cual consiste en defender una proposición argumentando que no existe prueba de lo contrario, diciendo la incapacidad de un oponente a presentar pruebas convincentes de lo contrario. Sin olvidar que también se contradice ya que dicho argumento falaz también podría ser difícil en su contra ya que tampoco tienen evidencia para la no existencia de Dios. Por tanto, es contradictorio e hipócrita que exijan evidencias a otros y digan que "lo que se puede afirmar sin evidencias también puede ser descartado sin evidencias" puesto que eso también implicaría que podemos descartar totalmente el ateísmo la cual ni cuenta con buenos argumentos a favor de su propia postura.

La realidad es que el ateo que se pasa pidiendo evidencias a los cristianos a favor de la existencia de Dios no solo demuestra pereza intelectual sino deshonestidad al demostrar que no está verdaderamente aceptado aceptar lo obvio. Es por que el ateísmo es algo insensato (tonto) (como lo que sir Sir Newton Newton) que trata de negar lo innegable y por eso es rutinario ver a los atentos militantes promoviendo argumentaciones absurdas e irracionales (Salmo 14: 1). De hecho, lo único que demuestra el movimiento del Nuevo Ateísmo a través de sus representantes es lo que necesitan urgentemente clases introductorias de lógica y de filosofía de la religión.

Por otro lado, es importante recordar que aunque los cristianos tenemos más y mejores argumentos que los ateos, cuentos argumentos no afectados ser usados ​​para reducir a Dios a una mera probabilidad o para "convertir" a la gente de lo que ya saben pues Dios mismo dio suficiente evidencia de Su existencia a través de la naturaleza y nuestra propia conciencia (conocimiento innato). Por eso la Biblia dice que no hay excusa para ser ateo (Salmo 19: 1 y Romanos 1:20). Con esto no decimos que cuentos argumentos no son provechosos o necesarios, pues sirven para reafirmar y enfrentar nuestras creencias en Dios, sino que estas sobran cuando se trata de demostrar que Dios es real.

También servimos para atraer a los "ateos" militantes a tener una conversación sobre Dios lo cual es su tema favorito y así aprovechar la oportunidad de presentarles el evangelio de Cristo lo cual debería ser nuestro objetivo principal ya que como cristianos no estamos llamados a ganar un debate sino a ganarlos para Cristo. Así que, aun si el ateísmo existe y logra un convencer a un ateo de que Dios existe (lo cual casi nunca ocurre en estos tipos de debates por más evidencia que se pone por delante porque el verdadero problema no se trata de algo intelectual sino moral o psicológico, no es un problema de la mente sino de corazón) eso no lo va salvar porque ser creyente no es suficiente para alcanzar la salvación. Como dijo el apóstol Santiago, "Crees que Dios es uno bien haces, los demonios también creen y tiemblan" (Santiago 2:19). Por esta misma razón no se puede separar la apologética del evangelio. No solo porque eso es desobediencia sino porque no es nuestra sabiduría humana la que cambia los corazones de los hombres sino la Palabra de Dios (1 Corintios 2: 4, Marcos 16: 15-18; Romanos 10:17, Hebreos 4:12). De esto trata la verdadera apologética cristiana, saludos.

En conclusión, “En el análisis final, una persona no se convierte al cristianismo porque faltan argumentos, sino porque ama más las tinieblas que la luz, y no quiere tener nada que ver con Dios” – Dr. William Lane Craig, filósofo y apologista cristiano

"Ninguna cantidad de evidencia logrará convencer a un idiota". – Mark Twain, famoso escritor, orador y humorista

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar