Noticias

¿El cristianismo se instituyó y se difundió con terror y no con amor? – CRISTIANISMO PARA ATEOS

¿El cristianismo se instituyó y se difundió con terror y no con amor?

“El secularismo es, en su modo, una religión para sí mismo, y es una religión que no puede tolerar infieles o herejes.” – Edward Feser, escritor, profesor y filósofo estadounidense

     Todavía se sigue desinformando en páginas blasfemas de Internet la falsa idea de que el cristianismo se fundó y se proclamó a través de la inquisición. Pero hay varias fallas en esta falacia de hombre de paja:

1. La iglesia fue edificada por nuestro Señor Jesucristo mismo, en Jerusalén, durante su ministerio terrenal, en el año 32 o 33, antes de su muerte, hace más de 2,000 años. Mientras que la inquisición medieval todavía había existido para ese tiempo sino que fue establecido como para el 1184 para combatir a otros “herejes” cristianos como los cátaros o albigenses (anabaptistas). En otras palabras, más de 1,000 años después de la institución del cristianismo. Por tanto, o estos ateos no saben de historia o simplemente están mintiendo.

2. Jesús fue el que instituyó su Iglesia, una Iglesia pequeña en sus comienzos (12 miembros, 70 miembros) y que después de Su ascención y antes del Pentecostés la Iglesia tenía como 120 miembros (Hechos 1:13-15), y que el día de Pentecostés se añadieron como 3,000 personas, a esa Iglesia existente (Hechos 2:41,47).  Luego nos dice en la Biblia que se añadieron como 5,000 más (Hechos 4:4 y Hechos 6:7).  Así la Iglesia del Señor en Jerusalén siguió creciendo tanto que varios han estimado la membresía de esta primera Iglesia en Jerusalén de 25 mil a 50 mil miembros. ¡Una Iglesia muy grande!

¿Y cómo lo hacían? ¿Persiguiendo? Al contrario, Jesús NUNCA mandó a sus discípulos a evangelizar con espada en mano, ni a tomar territorios a la fuerza en su nombre. Al contrario, condenó tales acciones diciendo que debemos amar a nuestro enemigo y que “cualquiera que os mate, pensará que rinde servicio a Dios. Y harán esto porque no conocen al Padre ni a mí.” (Juan 16:1-3 y Mateo 5:38-48). También le dijo a sus discípulos que el que no quería aceptar su mensaje de salvación que simplemente sacudieran el polvo de sus pies (Mateo 10:13,14; Juan 18:36).

Así hicieron los primeros cristianos quienes siempre predicaron con amor, pacíficamente y con la verdad. En cambio, eran sus enemigos (judios, romanos y otros paganos) los que perseguían a la iglesia primitiva como cuando eran quemados en la hoguera, lanzados a animals salvajes, crucificados, decapitados o torturados hasta la muerte en el Coliseo Romano. Desde sus principios la Iglesia y su indestructible e inmortal Libro (La Biblia) siempre ha sido perseguida sin tregua ni descanso dejando así una historia escrita con un rastro de sangre (Leer El Libro de Martires de Juan Fox y El Rastro de la Sangre de J.M Caroll). Por tanto, queda nuevamente demostrado que la idea de que el cristianismo fue instuida o difundida con terror es falso.

3. Aun si hubiese sido cierto que el Cristianismo fue impuesto a la fuerza en Jerusalen o alguna otra parte del mundo eso ni siquiera serviría como argumento a favor del ateísmo. Además, la manera en la cual se haya instruido en una doctrina, no vuelve a la creencia falsa. Asumir tal cosa seria apelar a una falacia genética y non sequitur.

4. ¿Y que hay de la inquisición? En primer lugar, cometen una falacia de generalizacion apresurada pues no todos los cristianos han perseguido en el nomnbre de Dios. Segundo, como verdaderos cristianos podemos condenar tales acciones porque no son compatibles con la Biblia. Mientras que el ateo no tiene base o fundamento para hacer jucios morales de manera objetiva ya que sin Dios todo es relativo o subjetivo. Por último, y en cambio al cristianismo, cada vez que los ateos tomaron control del gobierno y formaban sus organizaciones (como hicieron durante la revolución francesa anticlerical, regímenes comunistas en Cuba, Rusia y China) siempre terminaban matando más que todas las religiones juntas y en menos tiempo (La Enciclopedia de la guerra por Alan Axelrod y Charles Philips).

Sin embargo, nunca vemos a estos blasfemos y anticristianos reconocer estos horribles genocidios que cometieron dictadores ateos como Stalin, Mao o Pol Pot. Al contrario, los fanáticos ateos militantes se hacen de la vista larga como si estos sucesos históricos nunca hubiesen ocurrido o peor aún, la niegan. Por ende estas publicaciones ateas terminan siendo desonestas y una hipocresía monumental.

En conclusión, es gracias a los cristianos (no los ateos) que vivimos en países libres y civilizados donde los padres de nuestra nación fundaron los derechos de la libertad de expresión, de igualdad, la democracia y la ley de separación de iglesia y estado. Como dijo Jorge Washington, “No se puede gobernar correctamente sin Dios y sin la Biblia.” Pero si tanto odian nuestra religión entonces ¿por qué se mudan a otro país donde el cristianismo está prohibido como Corea del Norte y listo? Saludos.

“Si el ateísmo se esparciera, sería una religión tan intolerante.” – Gustave Le Bon, físico y experto en el campo de la psicologia social

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar