Noticias

El Progresismo en las Películas – CRISTIANISMO PARA ATEOS

¿Cuál es el problema con las películas progresistas de Hollywood, Disney, Amazon y Netflix?

          El live action de ‘La Sirenita’ lleva semanas causando polémica en las redes sociales por la nueva protagonista (una chica negra en vez de la blanca y pelirroja danesa del cuento de hadas del escritor y poeta Hans Christian Andersen). Como resultado, el trailer no fue del agrado de los fans de Disney, pues el video ha acumulado gran cantidad de dislikes y ha llevado a los ejecutivos de la casa productora a evaluar si es o no conveniente estrenar la película en el cine. Por tanto, como Disney no quiere otro fracaso como ‘Lightyear’, el estreno de ‘La Sirenita’ se tiene contemplado para el 26 de mayo de 2023. Pero ¿por qué esta reacción de muchos? ¿Odio? ¿Racismo? Al contrario, los problemas de esta inclusión forzada son primero por la hipocresía de considerar bueno el black-washing (ennegrecer) pero malo el white-washing (blanquecer). Hay tanto desprecio por la raza blanca tanto en las escuelas, la política y en las empresas de entretenimiento que ahora hay jóvenes que sienten vergüenza de ser blancos e identificándose como negros o hispanos.

          Segundo, muchos afroamericanos se sienten ofendidos pues tales nuevas adaptaciones ignoran y desprecia las demás culturas pues al tomar un personaje de la cultura danesa para dárselo a una chica negra da entender que los negros tienen su propios cuentos, leyendas, mitologías o historias y que tenemos que tomar prestado la herencia de otros. Si quieren incluirnos en sus redes de entretenimiento ¿no sería mejor si simplemente aprendieran de nuestra cultura y escogieran de nuestros propios personajes y no de otra que no nos pertenece? Tercero, ¿acaso no había una actriz disponible que pudiera interpretar el papel de una danesa? Hasta la actriz pelirroja, Lindsay Lohan quiso una vez interpretar ese papel de Disney! “Mi Sirenita” fue escrita en Dinamarca, por un autor danés en el siglo 19 y cuando más del 90% de la gente en Europa era blanca. ¿De verdad creen que Anderson tenía en mente una chica negra? ¿No es eso racismo contra las indígenas europeas y lo que los mismos progres llaman “apropiación cultural”? Además, mucha gente está cansada de las nuevas versiones de las películas pues parece que solo tienen la intención de reescribir la historia, es decir, no crean nada, sino que solo destruyen lo que ya tenemos en nuestra civilización occidental.  

          ¿Por qué no seguir el ejemplo exitoso de Peter Jackson, director de la adaptación cinematográfica de El señor de los anillos quien dijo: “Como cineastas y escritores, no teníamos ningún interés en poner nuestra basura, nuestro equipaje en estas películas. Simplemente pensamos que deberíamos tomar lo que a Tolkien le importaba claramente, deberíamos tomar eso y adaptarlo en forma de película. En última instancia, esta debería ser la película de Tolkien, no debería ser la nuestra.”? Después de todo, ¿no es eso lo que piden los fans? Pero parece que los dueños de estas empresas les importa más seguir forzando su agenda progresista en el mundo entero. Como admite, Jennifer Salke, jefa de Amazon Studios: “Con el establecimiento de nuestra Política de inclusión, Amazon Studios se ha comprometido a ser un líder de pensamiento y acción en la transformación de nuestra industria. Con directivas claras y un compromiso con la rendición de cuentas, estas guías brindan un camino hacia un futuro más equitativo, tanto dentro como fuera de la cámara. Estamos muy orgullosos del elenco diverso que tenemos en el programa [Rings of Power]. Representa más precisamente la diversidad y la inclusión que queremos para el futuro”.

            Y esto, es la razón por la cual Rings of Power, Mi Sirenita, Lightyear y otras películas están fallando miserablemente (muchos llaman esto “Get Woke, Go Broke”) donde desperdician miles de millones de dólares, todo porque la ideología y la política de izquierda están guiando las películas, en lugar de buenos guiones, personajes bien desarrollados, tramas inmersivas y apego fiel al material original. Ya no se trata de una buena narración y épicas que te transportan; se trata de usar el poder del cine para adoctrinarte en una agenda política específica. Y en este caso, es obvio cuál es, la ideología imperante de nuestro tiempo:

– ¿Retratar a todas las mujeres como audaces y como líderes naturales?

– ¿Retratar a todos los hombres como débiles, sumisos y seguidores?

– ¿Tener un personaje femenino protagonista más allá de todo defecto y debilidad (Síndrome de Mary Sue)?

– ¿Descartar el material original, para forzosamente incluir las “minorías oprimidas”, traicionando por completo la intención original del autor?

          Sin duda alguna, todo lo que el progresismo toca, arruina.  En palabras del propio J.R.R. Tolkien, creador del “El Señor de los Anillos”, “El mal no puede crear nada nuevo, solo arruina o corrompe lo que las fuerzas del bien han inventado o construido“.

El Posmodernismo invade los Cómics de Marvel

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar