El arrebatamiento

Entre dudas de científicos, Rusia registra la primera vacuna contra el COVID-19: Sputnik V

Según el mandatario, la vacuna rusa es “eficaz”, ha superado todas las pruebas necesarias y permite lograr una “inmunidad estable” ante la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus.

Científicos internacionales mantienen sus reservas ante la premura de su aprobación.

El presidente Vladímir Putin ha asegurado públicamente que la ha probado hasta su propia hija y que su país comenzará a producir las dosis de forma masiva para vacunar a su población

Ocho meses después del brote en un mercado de Wuhan (China), ya hay una vacuna registrada contra el Covid-19. La vacuna ha sido aprobada para su uso y pronto será producida de manera masiva.

Sin dar más pruebas científicas de su eficacia, y apenas un día después de que un grupo de farmacéuticas intentó retrasar su aprobación, el mandatario ruso ha asegurado en una reunión con el Gabinete de Ministros que “la vacuna ya fue registrada”.

Según Putin, la vacuna rusa ha superado todas las pruebas necesarias y permite lograr una “inmunidad estable” ante el COVID-19. De momento, la mayoría de expertos internacionales dudan de su eficacia, pero algunos mandatarios como el filipino Rodrigo Duterte le han dado su apoyo asegurando que Rusia regalará la vacuna a su país.

El ministro de Salud israelí Yuli Edelstein ha dicho que mantendrá una conversación con Putin al respecto y si se convence de que se trata de un producto serio, negociar su adquisición.

Reproducción autorizada con la mención: © EnlaceJudío



Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar