Cristianos vs Ateos

Hombre con hemorragia cerebral sobrevive tras oración de su esposa y de la iglesia

Hombre que sufrió un terrible accidente de motocicleta, sobrevivió tras la oración de su esposa y el clamor de la iglesia. “No hay nada imposible para Dios”, dijo la mujer al ver a su esposo recuperado.

En octubre de 2019, Marty Cowling hizo un viaje de fin de semana en solitario a Oklahoma mientras su esposa, Sherry, estaba en un crucero. En ese momento, Marty sufrió un grave accidente, al ser arrojado a más de 36 metros de su motocicleta, que resultó destrozada.

Dos días después, Sherry se enteró de lo que le había sucedido a su esposo al llegar al puerto. Al escuchar la noticia, oró inmediatamente antes de actuar. Y durante el viaje de 8 horas al hospital en Arkansas, continuó orando por la supervivencia de Marty.

“Era difícil de creer. Estuve en estado de shock durante todo el viaje. Solo recuerdo estar sentada en el asiento trasero del auto mirando hacia afuera, y seguí haciendo las mismas preguntas una y otra vez… Realmente estaba orando y tratando de mantenerme firme”, recuerda Sherry, imaginando a su esposo apenas aferradose a la vida en UCI.

Ella dice que cuando su cuñada Sue habló sobre lo sucedido, inmediatamente comenzó a orar. “Lo primero que hicimos cuando Sue me dijo fue: ‘Sentémonos. Tenemos que orar’. Siempre he escuchado que cuando tienes problemas, lo primero que debes hacer es orar y luego actuar“, dice Sherry.

Sherry y su familia pasaron las siguientes ocho horas en el largo viaje hasta el hospital en Little Rock, Arkansas, orando y esperando por la supervivencia de Marty.

Cuando finalmente llegó Sherry, no estaba preparada para lo que vio. “Fue surrealista. Algo así como un sueño que salió mal. ¿Cómo puede ser esto? Este hombre fuerte que conozco desde sexto grado, mi alma gemela, mi mejor amigo, siempre tan fuerte, simplemente acostado allí… Y no podía alejarme de su lado”, dice.

Marty tenía el cráneo y el cuello fracturados. Además, tuvo varias hemorragias cerebrales.

La iglesia de Sherry también luchó con ella, orando por la curación de su esposo. La iglesia entera los cubrió en oración e incluso los apoyó física, mental y espiritualmente.

“Nunca he visto a un cuerpo de la iglesia apoyar a alguien así. Todo mi mundo estaba patas arriba y ellos estaban ahí”, recuerda.

Tres semanas después, la presión arterial de Marty bajó y sus órganos comenzaron a fallar. Su situación se salió de control y luchó contra la insuficiencia renal, la sepsis y la neumonía. Además, también surgieron otros problemas potencialmente fatales.

En medio de la incertidumbre, una enfermera se acercó a Sherry y le recordó que nunca dejara de orar. Las oraciones luego aumentaron con fe entre los amigos, la familia y la iglesia de Sherry. Poco después, presenciaron la estabilización de la condición de Marty.

“En oración y fe, eso fue todo lo que supe hacer. Porque todo lo demás está fuera de mi control”, dijo su esposa.

Sorprendentemente, Marty continuó recuperándose asombrosamente. A pesar de lo que pasó con su cerebro, no estaba paralizado y no tenía otros problemas.

“Esto demostró que nada es imposible para Dios”, señaló Sherry.

Pasaron tres meses antes de que fuera lo suficientemente fuerte como para volver a casa. Luego pasó unos meses más en fisioterapia. Ahora Marty y Sherry celebran la bondad de Dios y las oraciones que lo ayudaron a vencer. 

Hoy, Marty dice: “No era mi deseo ser ejemplo de milagros. Pero al ver cómo la oración realmente impactó mi condición y me restauró, realmente me anima a acercarme a los demás en sus momentos de necesidad. Saber que Dios puede interceder por ellos”.

AcontecerCristiano.Net

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar