Noticias

La Verdad sobre el Mormonismo – CRISTIANISMO PARA ATEOS

La Verdad sobre el Mormonismo

  “Iglesia”: La iglesia de los mormones se compone de tres organizaciones principales: 1) La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (la que nosotros conocemos), con sede en Salt Lake City, Utah.  2) La Iglesia Reorganizada de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, con sede en Independence, Misuri.  3) La Iglesia de Cristo, Lote del Templo, con sede en Bloomington, Illinois.

Fundador: José Smith

Lugar y fecha: Manchester, New York (conocido antes como Nueva Inglaterra), en 1830

Autoridad: El Libro de Mormón, Doctrinas y Convenios, La Perla de Gran Precio (todos de José Smith), partes de la Biblia y “revelaciones” extra-bíblicas dadas a los líderes.

Doctrina: Teología Politeísta (que cree en varios dioses).  Los humanos son hijos de dioses y los fieles llegaran a ser dioses. 

Atracción especial: La cooperación y la ayuda mutua.

Miembros:  La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días tiene más de 16,3 millones de miembros en todo el mundo.

HISTORIA DEL MORMONISMO

           Estas iglesias tuvieron su origen en una “revelación” recibida por José Smith en el año 1823.  José Smith nació en Sharon, Vermont en 1805.  Este joven de dieciocho años se convenció de que todas las iglesias estaban erradas y que él era llamado para ser profeta del Altísimo y fundar la iglesia verdadera. Por lo tanto, las palabras de Cristo: “las puertas del infierno no prevalecerán contra ella” (Mateo 16:18), según Smith, fueron falsas, porque solamente de él dependía organizar la verdadera iglesia. Aunque la Palabra de Dios es clara sobre el asunto de la perpetuidad de Su iglesia a través de los siglos, los Mormones niegan tal existencia (Efesios 3:21). Smith encontró quienes lo aceptaran como profeta y fundó una iglesia con seis miembros.  Tendría la ayuda de doce apóstoles y sólo en ella se conseguiría la salvación. Pero los conocedores de la Biblia sabemos que la Revelación divina terminó con Juan, el último de los apóstoles (Apocalipsis 22:17-18) y que la religión no salva sino Jesucristo el Salvador.  Además, Cristo dijo que El organizaría Su iglesia, pero seis mormones declararon que Dios había llamado a Smith para hacerlo.  ¿A quién vamos a creer, a seis mormones o a Cristo el Hijo de Dios?
            Para apoyar su doctrina en relación a la poligamia (el derecho de tener varias esposas), se refería a Abraham y sus concubinas, a David y a Salomón con sus muchas esposas.  El casamiento sería no sólo para esta vida, sino para toda la eternidad. La misma esposa legítima de José Smith estuvo muy opuesta a que su esposo recibiera a otras mujeres como esposas.  Según la Enciclopedia Británica se dice: “…hay pruebas de que [Smith] pudo haberse casado hasta con 50 esposas”. Por último, José Smith fue encarcelado por inmoralidad, conspiración, sedición, depravación, fraude en el nombre del Cristianismo y otros graves delitos. Fue encarcelado en Carthage, Illinois, donde en una noche surgió un motín y una muchedumbre atacó la cárcel, sacó a Smith a la fuerza de su celda y lo mató a tiros y a su hermano Hiram. Pero el martirio del fundador, lejos de acabar con la secta odiada, solamente le dio mayor impulso.  Debido a este suceso los mormones bajo el liderazgo del sucesor de Smith, Brigham Young, emprendieron una de las grandes migraciones en grupo en la historia de Norteamérica, y estableciendo un nuevo asentamiento en Utah, actualmente Salt Lake City. Allí finalmente los mormones pudieron crear un asentamiento permanente.

EL LIBRO DE MORMÓN

          El Libro de Mormón es la máxima autoridad de fe y conducta para la iglesia que José Smith fundó.  La iglesia mormona dice que El Libro de Mormón es tan palabra de Dios como la Biblia.  Afirma ser la historia de los pobladores del hemisferio occidental. Dice que el Edén donde Dios puso a Adán estaba en Estados Unidos, en lo que ahora es el estado de Misuri. Según la iglesia mormona, a su fundador, José Smith, se le presentó un ángel llamado Moroni y que el padre de éste, llamado Mormón, había esculpido en planchas de oro la historia de su pueblo la cual estaba a punto de ser exterminado por sus enemigos. Moroni había enterrado esas planchas de oro en un cerro cerca de lo que es ahora Palmyra, Nueva York.  Ahora se le aparecería a José para indicarle dónde se hallaban y le prestó unas piedras milagrosas con aspectos de lentes, que llamó “Utim” y “Turim” y con ellas podría leer la historia en las planchas en un lenguaje que Smith llamaba “egipto reformado”.  Pero ¿por qué José Smith no le enseñó a nadie las planchas de oro y los lentes milagrosos para confirmar su testimonio?
      Debemos recordar que Satanás aún se disfraza como ángel de luz (2da Corintios 11:14), para confundir y engañar a la gente.  Además, ¿pueden los ángeles de alguna manera proclamar otro evangelio que vaya más allá de la enseñanza bíblica?  Veamos lo que dice Gálatas 1:8,9. El libro de Mormón, es un evangelio diferente a la Palabra de Dios. Más la Biblia también advierte que no se debe añadir a las Sagradas Escrituras en Proverbios 30:5,6 y Apocalipsis 22:18.  Además, la Biblia ha sido usada y confirmada por la arqueología, sin embargo el Libro de Mormón no ha sido usada como tampoco tiene mapas porque no hay ni una parte de evidencia arqueológica para apoyarla

¿Quién es el Dios Padre?

      Los mormones enseñan que Dios era antes un hombre y que tiene un cuerpo de carne y huesos (Journal of Discourses Vol. 11,p.40; D.y C. 130:22).  Este no es nuestro bíblico Padre Celestial. La Biblia nos dice que Dios “es Espíritu” no un hombre glorificado de carne y hueso, esto es algo que Jesús enseñó claramente (Juan 4:24; Lucas 24:39).  Dios en su escencia es un Espíritu invisible y la semejanza con la cual creó al hombre era una imagen espiritual, moral, santa, justa y perfecta pero no se refiere en su forma corporal (Deuteronomio 4:15,16; Colosenses 1:15).  Dios nunca fue un hombre, nunca mortal, sino que Él es y siempre ha sido Dios. No es un “hombre exaltado”, como dice el Mormonismo, sino como Él mismo dice: “Porque Dios soy y no hombre”(Oseas 11:9).

¿Hay pluralidad de Dioses?

      De acuerdo a “Doctrinas y Convenio”, (libro de los mormones), (D. y C. 132:20) Sí, y que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo no son un solo Dios sino tres Dioses (History of the Church, Vol 6, pp.476, 474).  Pero de acuerdo a la Biblia solamente hay un Dios único y verdadero, como también enseña que el único y verdadero Dios es una Trinidad (Isaías 44: 6, 8 y 1 Juan 5:7).

El Hombre

Según los mormones hay una pluralidad de Dioses en el cielo que físicamente tienen hijos. Los hijos de estas uniones celestiales son espíritus que esperan la oportunidad de nacer en el mundo. Por tanto, según los mormones todo hombre tuvo una vida prexistente antes de nacer en esta tierra. ¿Pero es esto bíblico? No. De hecho, así como el alma no pre-existe al cuerpo, tampoco adviene a la existencia por transmisión genética, ni por generación, ni por evolución. Los padres aportan lo genético, pero no transmiten el alma. El alma humana es creada, infundida directamente por Dios (creación de la nada). La frase clave está en Génesis 2:7: “Entonces Jehová Dios creó al hombre del polvo de la tierra; y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”. Dios sopló aliento al hombre en un espíritu eterno, que los animales no poseen. Dios es Espíritu, y la vida que sopló en el aliento de Adán fue vida espiritual. Cada uno de nosotros está “estampado” a la imagen de Dios por medio de nuestra ascendencia cuando llegamos a la existencia física (Santiago). Por tanto, los padres aportan lo genético pero no transmiten a sus hijos el alma ni en una vida anterior. El alma humana es creada, infundida directamente por Dios (creación de la nada) en el momento de la fecundación.

         La predestiancion de Efesios 1 y 2 no dan por sentado la preexistencia de nuestras almas como piensan los mormones sino que simplemente estabamos en sus planes para alabanza y gloria de Dios. Mientras que en Juan 17:5 Jesús está hablando de sí mismo por lo que no podemos decir que eso nos incluye a nosotros. Nosotros simple y sencillamente no existíamos antes de venir a este mundo. Solo se refiere a que Jesús era el que estaba antes de la fundación del mundo, obviamente con el Padre y el Espíritu Santos y los ángeles de Dios también. El que Dios nos conozca desde antes de nacer tampoco quiere decir que preexistíamos. Es como si yo conozco un problema de matemáticas y sé la respuesta antes de resolverlo, o de hacerlo, esta en mi mente, mas nada, pero creado como tal, no está. A eso se refiere Apocalipsis 13:8 y otros pasajes de las Escrituras. Además, ¡que ilógico es estar en el cielo, para ir a la tierra, para volver al cielo! Eso suena como un ciclo religioso parecido a la reencarnación o el karma pagano. En fin, somos creados en el vientre de nuestra madre. La única excepción fue Jesucristo porque es el eterno Dios manifestado en carne (Romanos 9:5 y Juan 1:1-3,14).

      El pecado y la salvación

      También declaran que hay salvación despúes de la muerte según “Doctrina y Convenio” (D.y C. 128:15), y que el infierno es un estado de sufrimiento temporal.  Jesús no miente y dijo que el infierno eterno espera a los perdidos.  En Mateo 25:46 indica que la vida en el cielo y en el infierno son para siempre.  De acuerdo a “Doctrinas y Convenio” (D. y C. 76:52) dice que guardando los mandamientos los pecados pueden ser limpiados.  En cambio, la Biblia nos dice: “La sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado” (1ra Juan 1:7). Cristo es el que salva y te convierte en nueva criatura no el bautismo en agua, ni las buenas obras (Efesios 2:8,9).

La vida futura

      Según los mormones los hijos de estas uniones celestiales son espíritus que esperan la oportunidad de nacer en el mundo.  Si oyen la doctrina mormona, la aceptan y cumplen fielmente con las obligaciones de la iglesia, después de morir serán dioses. Sabemos que la doctrina mormona de que la gente pueden convertirse en dioses fue una de las primeras mentiras que le dijo Satanás a Eva en el huerto del Eden (Génesis 3:5). La Biblia enseña que seremos reyes y sacerdotes pero nunca dice que seremos dioses porque de acuerdo a las Escrituras solamente hay un Dios verdadero y eterno por naturaleza, los demás, por definición bíblica, son dioses falsos (Isaías 43:10). Los mormones esperan tener muchas esposas en el cielo y tener con ellas relaciones sexuales por toda la eternidad hasta tener suficiente hijos para habitar su propio planeta para que puedan ser “padres celestiales” sobre su propias tierras (Pearl of Great Price, Abraham 3:22-28). Sin embargo en Mateo 12: 24-25 Jesús negó la existencia del matrimonio en el cielo. 

La Santa Cena

      La Iglesia del Señor en la Cena participa del pan y el vino (Mateo 26: 26-30), los mormones usan pan y agua.

¿Por qué los mormones se bautizan por los muertos?

        Los mormones también enseñan que se debería bautizar por los muertos, para que tengan la oportunidad de ser salvos y para esto citan 1ra Corintios 15:29.  Sin embargo, en 1ra Corintios 15 el apóstol Pablo está hablando de la resurrección y de los incrédulos, no del bautismo ya que él dice “¿qué harán los que se bautizan por los muertos?”(v 29), por lo tanto, aquí no se enseña que se debe bautizar por los muertos, sino que se refiere a una costumbre que existía en algunas personas, pero no era parte de las doctrinas que enseñaban los apóstoles.  Mostrémosles con la Biblia que no hay ninguna forma de ayudar a nuestros difuntos familiares (Hebreos 9:27). Las Escrituras nos enseña que “hoy es el día de salvación” (2da Corintios 6:2), y que no hay más oportunidades después de la muerte. 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrar