Cristianos vs Ateos

“No le daré la espalda a Jesús”, dice mujer indígena perseguida por su fe cristiana

Indígena cristiana de la selva brasileña

Una pareja de indígenas fueron despedidos como maestros de la escuela del pueblo, por negarse a renunciar a su nueva fe. “No es fácil seguir a Jesús, pero una cosa sé con certeza: no lo dejaremos“, dijo el esposo de la mujer.

Ioná y Kenai, que aceptaron a Jesús recientemente, sufrieron persecución por parte de su tribu, ubicada en el noreste de Brasil. Según la International Mission Board (IMB), los indígenas fueron convocados a una reunión con 60 líderes de comunidades indígenas y se vieron obligados a elegir entre sus trabajos y su fe cristiana.

Los líderes dijeron que si la pareja no se retractaba y abandonaba el cristianismo, serían despedidos de sus trabajos como maestros en la escuela del pueblo.

“Estaban enojados y nos odiaban. Decían que nos habíamos vuelto traidores y que abandonábamos nuestra cultura”, dijo Ioná. 

Y Kenai agregó: “No es fácil seguir a Jesús, pero estoy seguro de una cosa: no lo dejaremos. La persecución es bíblica y la estamos experimentando”.

Durante la reunión, Ioná respondió a las amenazas diciendo: “Kenai y yo hemos decidido seguir a Jesús juntos y seguiremos juntos a Jesús. No le daré la espalda a Jesús ni a mi esposo”.

Debido a que se negaron a abandonar a Cristo, la pareja perdió sus trabajos. Tras el encuentro, algunos de sus alumnos los abrazaron entre lágrimas, en una triste despedida de sus profesores.

“Por un lado, nos sentimos tristes porque somos odiados por nuestra fe y porque hemos perdido nuestros trabajos, pero por otro lado, nos sentimos felices por dentro, sabiendo que seguimos firmes en nuestra fe en Jesús”, testificó Ioná.

Ahora Kenai trabaja en la agricultura para mantener a su esposa e hijos. La familia también recibe ayuda de la iglesia local. 

El cultivo de la semilla del Evangelio 

A pesar de la persecución, los nuevos conversos decidieron no tomar represalias contra los líderes del pueblo. Quieren que la comunidad vea la transformación que Jesús ha hecho en sus vidas y que vale la pena cualquier sacrificio para seguir a Cristo. 

El liderazgo de la comunidad también prohibió que el equipo misionero de la IMB llegara a la aldea. “Pueden prohibirles que entren, pero la semilla [del Evangelio] ha sido plantada en nosotros y no la pueden quitar”, dijo Kenai a los líderes.  

A pesar de la oposición, los cristianos indígenas de la tribu se mantienen firmes en su fe y se reúnen para estudiar la Biblia todas las semanas, alentándose unos a otros.

“¡Nuestros enemigos pueden amenazarnos, pero la semilla crecerá! Ahora solo tenemos que mantenernos fuertes y no rendirnos. ¡Oremos y pidamos a Dios que nos fortalezca y nos ayude a hacer crecer esta semilla!”, declaró uno de los creyentes. 

AcontecerCristiano.Net

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar