Oración del dia

Oración de la mañana para el jueves 6 de septiembre

Padre bueno, abro mis ojos en una nueva mañana que Tú me concedes y te doy las gracias porque me permitiste tener un descanso reparador para vivir este nuevo día con alegría y optimismo. Gracias porque tengo a mi familia y un hogar, mi Señor, y aunque no todo sea perfecto, tenemos lo más importante para vivir: tu amor y bendición.

Cada día que Tú me regalas es la más grande prueba de tu amor para mí, Señor. No sabes lo agradecido que me siento contigo, mi Dios, porque a pesar de mis debilidades y mis errores, Tú sigues estando conmigo como el Padre amoroso que eres. Tú sabes todo de mí y bien conoces que muchas veces me dejo abatir por los problemas, pero en esta maravillosa mañana que me permites vivir, Señor, te pido que me ayudes a seguir luchando, sin rendirme ni desfallecer para lograr todos mis anhelos.

Hoy quiero poner delante de Ti mi vida y la de todos los míos; mi familia, mis amigos, mis compañeros de trabajo y todas las personas que amo y me aman. Toma sus necesidades y provéeles de aquello que les urge, mi Señor. Tú sabes los planos que tienes para cada uno de nosotros, por eso confiado en tu Palabra, me atrevo a pedirte, mi Dios, que escuches la súplica de mi corazón.

Dirige mi vida, Señor, que siempre se haga tu voluntad y no la mía, pues yo confío certeramente en tus planes y sé que si algo que deseo no pasa en mi vida, es porque Tú tienes preparadas mejores cosas para mí. Ayúdame a entender tus designios ya esperar con fe y confianza, aquello que Tú quieres hacer en mi vida.

Yo quiero poner cada parte de este día en tus Santísimas manos. Los lugares a los que vaya, las personas con las que hable y que mis labores, y las de mi familia y amigos, sean hechas y dirigidas por Ti, mi amado Padre.

Oración para el jueves 6 de septiembre del 2018
Dios mío, gracias por escuchar mi oración. Permite que pueda vivir este día con fe, esperanza y mucha ilusión. Amén.

Es tu gracia la que me sostiene, Señor. Ya que si no fuera por Ti, si no fuera por tu poder y tu misericordia, nada sería de mi vida, Señor. Y aunque tengo la certeza de que en este día tu caminas conmigo, mi Dios, vengo a suplicarte que me des el aliento y la fortaleza necesaria para poder salir adelante y enfrentar a la vida y sus dificultades con la confianza puesta en Ti, Dios de amor.

Aleja el accionar del enemigo de mi vida, Señor. Protégeme a mí ya todos los que me rodean de las personas malintencionadas, de cualquier accidente y peligro, líbranos de todo mal e incluso, cuídanos de accidentes que nos pueden suceder.

Quisiera pedirte en este día de manera muy especial, mi Señor, que llenes mi corazón y el corazón de mis familiares de tu amor y de tu bondad. Necesitamos de Ti. Toma nuestro hogar y ayúdanos a ser una fuente de amor los unos con los otros y con nuestro prójimo, para que así, aferrados a Ti, mi amado Padre, podamos ser esa unión que necesitamos.

Tú más que nadie conoces mis anhelos y mis luchas, Señor. Ayúdame en este día a cargar con todas aquellas angustias y preocupaciones que refieren mi vida, porque sin Ti no puedo hacerlo. Tú sabes qué es lo mejor para mi vida y para la vida de todas las personas que amo. Te pido que por favor me guíes por el camino correcto para alcanzar todas mis metas y que así la prosperidad se derrame con abundancia sobre mi vida, en el nombre de Jesús, Amén.



Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar