Oración del dia

Oración de la mañana para el martes 4 de septiembre

Bendito Señor, abro mis ojos en este nuevo día que Tú me regalas y solo una palabra brota desde el fondo de mi corazón hacia Ti: ¡Gracias! Gracias, mi Señor, por darme la dicha de tener un nuevo día junto a mi familia, pues sé que Tú vas a nuestro lado guiando nuestros pasos.

En este día no quiero dejar pasar la oportunidad de agradecerte infinitamente por la bendición de estar vivo. Por cada una de esas cosas que Tú me brindas y por tu gran misericordia derramada en mi vida y la de todos los míos. Gracias porque tengo un hogar, porque tengo un alimento sobre mi mesa y porque sé que tu Divina Providencia siempre me bendice.

En este nuevo día quiero entregarte mi vida y la vida de cada uno de mis seres queridos. Yo creo en Ti, mi Señor, y creo en tus promesas. Sé que Tú mismo marchas delante de mí, pues como dice tu Palabra, nunca me dejarás ni me abandonarás, porque eres un Padre bueno y misericordioso, que se preocupa por todos sus hijos.

Quiero poner mi día en tus manos, porque solo Tú conoces el anhelo de mi corazón. Por favor, te pido que tomes mis pensamientos, mi sentir y mi actuar para que sean conforme a tu voluntad. Ayúdame a salir adelante y dame discernimiento y sabiduría para poder tomar las mejores decisiones.

Acompáñame a cada uno de los lugares a donde voy a ir, ya sea en mi casa, en mi trabajo, en mi centro de estudios, sea cual sea el lugar de mi destino, llévame con bien y regrésame sano y salvo a casa. Guárdame de las malas intenciones y líbrame de todo accidente y peligro.

Oración de la mañana para el 4 de Septiembre del 2018
Señor, Te amo con todas las fuerzas de mi corazón. Ayúdame a caminar día a día bajo tu sublime compañía.

Ayúdame, amado Señor, a superar cada una de las dificultades que se presentan en mi vida, ya sean económicas, de salud, problemas familiares y cualquier clase de conflicto. Tú conoces mis preocupaciones, es por ello que en estos momentos lo dejo todo en tus manos, pues sé que Tú eres el mejor refugio en tiempos de angustia.

Mediante esta oración, quiero pedirte también, mi maravilloso Dios, que cubras con tu amor a toda mi familia. Necesitamos de Ti, necesitamos de tu presencia en nuestras vidas. Que nuestra casa quede cubierta con tu luz y sigas iluminándonos para siempre, Señor.

Adorado Señor, que cada minuto y cada segundo de este día, esté yo bajo tu dirección. Guíame y condúceme por las sendas del bien y fortaléceme, amado Padre. Renueva mi fe y mi esperanza para no desfallecer, para confiar siempre en tu Palabra, pues Tú tienes planes de abundancia para mi vida y la de mi familia. Yo así lo declaro, mi Señor. Ayúdame a tener la paz que mi alma tanto necesita, a tener dicha, alegría y felicidad en cada momento de este día y de mi vida.

Estoy convencido, bendito Señor, que mediante esta oración que elevo en este día, podré alcanzar el gozo y la felicidad que Tú tienes para mí. Gracias por escuchar mis súplicas, mi Dios y gracias porque en cada momento de mi vida, yo puedo sentir tu presencia acompañándome, guiándome y dándome las fuerzas que necesito para salir adelante. Quédate a mi lado, Señor, ahora y para siempre, Amén.



Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar