Oración del dia

Oración diaria para el 8 de septiembre

hojas verdes y leídas de begonia

¿Se habrá olvidado Dios de sus bondades, y en su enojo ya no quiere tenernos compasión? Y me pongo a pensar: «Esto es lo que me duele: que haya cambiado la diestra del Altísimo». Prefiero recordar las hazañas del Señor, traer a la memoria sus milagros de antaño. Meditaré en todas tus proezas; evocaré tus obras poderosas. Salmo 77: 9-12

Señor Dios, nuestro Padre que estás en el cielo, nos volvemos a ti en estos tiempos que vivimos bajo intenso estrés y muchas tentaciones. Permite que tu luz resplandezca en nuestros corazones para darnos firmeza, paciencia y perseverancia en todo momento de prueba, sin importar el tiempo que dure. Tu mano puede cambiar todo. Tu mano puede acortar el tiempo que debemos esperar, hasta que tu luz alumbre sobre las tinieblas de la muerte y la maldad, hasta que tu luz manifiesta tu vida, a tus hijos y al mundo entero. Tú eres nuestro Dios y Padre como nos has prometido, y, permaneciendo a tu lado, esperamos en ti con fe y confianza. Tú harás realidad la bondad, justicia y misericordia como lo has prometido y así cumplirás tu voluntad. Amén.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar