Noticias

Porque si tú no cuestionas tu ateísmo. Nosotros lo haremos por ti.

¿Qué es el Budismo?

Algunos ateos militantes dicen que si algún día fueran a convertirse en gente religiosa sería en budistas y no cristianos. Pero la razón es obvia, el budismo tradicional es una religión sin Dios y donde no se te juzga o condena por tus pecados. En otras palabras, serian budistas solo por conveniencia. Pero ¿qué más es el budismo? El budismo es una de las 4 religiones principales del mundo. El budismo es más antiguo que el cristianismo sin embargo eso no significa que sea la religión verdadera. Asumir tal cosa seria apelar a la falacia conocida como argumento ad antiquitatem (también llamado apelación a la tradición) la cual consiste en afirmar que, si algo se ha venido haciendo o creyendo desde hace tiempo, entonces es que está bien o es verdadero. 

Las acciones de tolerancia, sabiduría, compasión, bondad amorosa, no violencia, paz y transformación personal que ofrece el budismo han llamado la atención a muchas almas hambrientas de algo espiritual. De hecho, el budismo tiene tantas variedades para escoger que podría satisfacer el paladar de cualquier individuo, incluyendo algunos ateos. Famosos que han sido budistas incluyen a Steve Jobs, Keanu Reeves, Jennifer López, Leonardo DiCaprio, Angelina Jolie, Brad Pitt, Harrison Ford y el Dalai Lama quien es tratado como una estrella de rock en Estados Unidos. Hasta el popular director, George Lucas, dejó claro que parte de su agenda era introducir el budismo al oeste a través de su serie de “Star Wars” (Guerra de las Galaxias) y que La Fuerza simboliza la energía impersonal del misticismo oriental. Por esta razón Hollywood, la prensa, la academia y la elite social la promueven y no la critican por ser una religión no-juiciosa, no-violenta, no-teísta e hiper tolerante. 

El budismo fue fundado por Buda Gautama, originalmente llamado Siddharta Gautama y conocido después también como Śākyamuni o Tathāgata. Buda fue un hombre de la nobleza hasta que decidió abandonar a su esposa y su hijo para ir en búsqueda de sabiduría y el verdadero sentido de la vida. Desde entonces estableció el budismo como una «doctrina filosófica» no teísta. Por eso se le considera una religión sin Dios o dioses ya que tradicionalmente tienden a ser ateos. Aunque algunos de sus seguidores adoran o idolatran sus imágenes y otros solo lo reverencian, la realidad es que Buda no es un dios como algunos creen sino que solo fue un hombre que nunca proclamó ser divino. Tampoco se propuso a empezar una nueva religión, sino que solo esperaba ser una fuerza o movimiento para reformar el Hinduismo. 

Su meta era librarse de toda distracción para meditar por largo tiempo y encontrar el origen del sufrimiento y proponer una solución. Con esto Buda ignoraba que, según las Escrituras, los malos deseos y la naturaleza pecaminosa que habita en todos nosotros son atribuidos a la caída edénica (Génesis 1-3 y Santiago 1:13-15). Esto explica porque Jesús tuvo que sufrir y morir en nuestro lugar para que la salvación fuera posible. Jesús se substituyó asimismo por nosotros. En cambio, aunque Buda reconoció que el sufrimiento y la muerte eran reales, no tenía base para explicar por qué existen ni de cómo pueden ser vencidos por Dios. En otras palabras, para el cristiano la única manera de remover ese deseo natural de pecado es por medio de Cristo, no por medio de la meditación. 

Hay dos malentendidos comunes con respecto a Buda. Una es que algunos creen que Buda es el nombre de un dios, pero en realidad solo es un título que significa iluminado/ser despertado o maestro. Por eso hay muchos budas en el budismo. El segundo error es la figura Gautama del Buda gordo y sonriente que aparece en muchos restaurantes de comida china. Sin embargo, este es en realidad Budai, un monje chino que vivió en el siglo IX y que siempre llevaba una bolsa y daba regalos a los niños. El verdadero Buda histórico ayunaba mucho y caminaba miles de millas por lo que un Buda barrigón es tan plausible como un Jesús barrigón. Los budistas no creen en la resurrección sino en la reencarnación. Tampoco creen en la existencia del alma. No hay “yo” ni “tu”. No hay observador, ni “propio ser” que observe.

Al negar a Dios, niegan al propio ser y el valor de cada individuo. La pasión, la voluntad, el poder y el deseo son cosas que Buda consideraba como origen de todo sufrimiento y por esa razón muchos monjes budistas viven en pobreza. Por tanto, aunque los ateos prefieren el budismo por encima del cristianismo no creo que les gustaría poner en práctica esta clase de vida. Además, la vida sin deseo es una contradicción lógica y existencial. Lo que debemos hacer es enfocar nuestros deseos en la persona y objetos que sean dignos. Esta religión simplemente ignora que nadie es bueno y que ser religioso no es suficiente para llegar a la perfección. Solo Jesucristo hombre fue perfecto y por eso solo a través de El podemos alcanzar la vida eterna.

Por otro lado, se debe recordar que hay muchas sectas budistas en la actualidad las cuales difieren en su concepto de lo divino y de Buda. Algunos son panteístas en su perspectiva de Dios. Otros ven a Dios solo como una fuerza impersonal que está formado por todas las cosas vivas y que mantiene unido al universo. Sin embargo, está claro que Buda nunca dijo ser una deidad. Si bien varias sectas lo han elevado a la categoría de un dios, él dijo claramente que sólo era un indicador del camino al Nirvana. Jesús, sin embargo, dijo ser Dios y no simplemente un indicador de camino, sino el único camino a la vida eterna cuando dijo, “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” (Juan 1:1 y 14:6). 

Por tanto, otra clara distinción entre estas dos religiones es que el budismo no ofrece ni la seguridad del perdón ni la vida eterna. Para el budista sólo hay una vida ética y el valerse de la meditación para la esperanza de alcanzar tal vez la iluminación y eventualmente el nirvana. Solo esperan entrar en un estado de Nirvana, pero no hay ninguna prueba clara y objetiva o alguna enseñanza sobre lo que ocurre más allá de la tumba. Aun Buda mismo no estaba seguro de lo que había más allá de la muerte. No dejó ninguna enseñanza clara sobre el Nirvana o la eternidad. Lo que dejó son especulaciones filosóficas. Hoy el cuerpo de Buda yace en una tumba en Kusinara, al pie del Himalaya. Por tanto, a diferencia de Jesucristo, Buda está muerto mientras que Jesús murió y resucitó dejando no solo su tumba vacía sino demostrando que era Dios y que el cristianismo es la única verdadera religión. 

Los budistas también practican la meditación lo cual no debe confundirse con una oración y tampoco se cree en la existencia del ser individual. Sin embargo, según la Biblia, la oración es una conversación racional con Dios. Hablar con Dios es posible solo si el Creador es una persona. Dado a que Buda negaba la existencia de Dios, sus seguidores desarrollaron ritos espirituales que incluían <<oraciones>> insulsas, mecánicas; cilindros giratorios repletos de oraciones y plegarias escritas en banderolas que ondeaban al viento.” No solo eso, cuando se le preguntó a Buda ¿cómo comenzó el mundo, qué o quién creó el universo?, se dice que el Buda guardó silencio porque en el budismo, no hay principio ni fin. En vez de ello hay círculos interminables de nacimiento y muerte. Uno podría preguntarse ¿qué clase de Ser nos crearía para vivir, soportar mucho dolor y sufrimiento, y luego morir, una y otra vez? Puede llevarle a uno a considerar, ¿cuál es el objeto, por qué molestarse? En cambio, los cristianos saben que hay más en la vida que sufrir, y morir. 2 Timoteo 1:10 enseña “que ahora ha sido manifestada por al aparición de nuestro Salvador Jesucristo, el cual quitó la muerte y sacó a luz la vida y la inmortalidad por el evangelio.”

¿Pero no tienen los budistas su propia biblia? 

El islam tiene el Corán y el cristianismo la Biblia, pero los budistas no tienen una autoridad canónica y absoluta. Solo tienen un texto que provee alguna uniformidad para muchos budistas llamado el Pali Canon (o Tripitaka) lo cual es una colección de escrito 11 veces más largo que la Sagrada Escritura del cristiano y dividida en tres partes (pitakas). Por tanto, al igual que el ateísmo, el budismo no tiene fundamento para distinguir entre lo bueno y lo malo sino solo meras opiniones. Todo es relativo y subjetivo en esta religión. Solo tratan de seguir los ocho pasos (El sendero óctuple y los ocho astros) para evitar el sufrimiento y conseguir la liberación del círculo de nacimiento, muerte y reencarnaciones o de lo que ellos llaman el mundo de maya (ilusión) hacia el perfecto estado final y de felicidad (nirvana) donde ya no hay más sufrimiento y muerte sino nada después de la muerte. En otras palabras, no creen en un tipo de cielo o eternidad sino un estado donde no hay vida después de una muerte final. 

Siguiendo el efecto psicológico que podría causar esta vana esperanza y rueda de hámster que creen vivir fatalistamente los budistas no es sorpresa saber que en los países donde predominan tienen la tasa más alta en suicidios (J. Warner Wallace, “22 Important Questions for the Buddhitic Worldview”). Otro problema para los que abrazan el budismo es la ley de la no contradicción. Por ejemplo:

1. Si las almas son impermanentes entonces no hay un yo real por tanto cómo el budismo puede referirse a la nirvana ¿cómo un alcanzado o experimentado?
2. El budismo enseña la reencarnación sin embargo niega que las almas existan entonces ¿qué es lo que reencarna? ¿Con ningún uno mismo o ser cómo el circulo de renacimiento puede ocurrir?
3. La base para el budismo es superar el sufrimiento, pero ¿cómo esto puede ser posible si algunos budistas dicen que el sufrimiento no es real?
4. El budismo infiere a que no hay significado personal, pero si eso es así entonces porque hay budistas que viven como si tuvieran significado. 
5. Sin un Dios personal quién/o Qué decide cuales acciones son el “buen” o “mal” karma?
6. ¿Cómo saber si la búsqueda de la iluminación vale la pena?

Así que, la lista de contradicciones lógicas dentro del budismo es mucha, pero ¿cómo podemos ganarlos para Cristo? Escuchándolos y diciéndoles la verdad con amor (1 Pedro 3:15). Enfócate en Cristo, no en Buda y explícales la diferencia entre cielo y nirvana y regeneración y reencarnación. Por último, asegúrate de regalarles una Biblia y de orar por ellos. En fin, algunos que creen en un paralelo entre el budismo y el cristianismo sostienen que, “si comparas el sermón del monte, el Dhammapada de Buda, el Lao-tzu Tao-te-ching, las Analectas de Confucio, el Bhagavard Gita, los Proverbios de Salomón y los Diálogos de Platón encontraras un verdadero, profundo y fuerte acuerdo. Eso es cierto, sin embargo, esto es ética, no religión … La ética puede ser el primer paso a la religión, pero no es la última. Como decía C.S. Lewis, “El camino a la Tierra Prometida va más allá del Monte Sinaí.” – Peter Kreeth, “The Uniqueness of Christianity” 

Fuentes:

World Religions And Cults, Vol 2 de Bodie Hodge y Roger Patterson

http://www.miapic.com/se-puede-mezclar-el-budismo-con-el-cristianismo

http://www.conocereisdeverdad.org/website/index.php?id=1551

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar