Noticias

Refutación de María Madre de Dios – CRISTIANISMO PARA ATEOS

¿Es Correcto llamar a María la “Madre de Dios”?

Tanto los marianos como algunos “apologistas” protestantes como Luis Jovel, Santiago Alarcón (quien parece más católico que evangélico) de Rincón Apologético y el luterano José S Villalobos (quien fue humillado por el pastor Eduardo Gutiérrez en un debate sobre este tema) creen que es correcto. ¿Pero es esto cierto?  

Objeciones:

“Premisa 1. Jesús es Dios. Premisa 2. María es madre de Jesús (que es Dios). Conclusión: María es madre de Dios. ¿Cuál de las premisas que sostienen la conclusión negarías? De manera directa y puntual tu respuesta por favor.”

Siguiendo este silogismo entonces Ana, (supuesta madre de María) es la “Abuelita de Dios”, Jacobo (hermano o primo según el catolicismo) sería el Primo de Dios, David el “Padre de Dios” (debido a que a Jesús se le llama “Hijo de David”) y así sucesivamente hasta que formemos toda la familia de Dios. En otras palabras, este tipo de silogismo son nada más que falacias. Hasta los arrianos como los falsos testigos de Jehová podrían usar este mismo silogismo para decir que Jesús no es Dios de la siguiente manera, “Dios no puede ser tentado, Jesús fue tentado, entonces Jesús no es Dios” o “Dios no puede morir, Jesús murió, por tanto, Jesús no es Dios”. Por tanto, su conclusión es falsa debido a que no se deriva de las premisas, es decir, su primera premisa es una afirmación categórica, la segunda es particular, o sea, Jesús era 100% Dios, pero también 100% Hombre.

En palabras de Agustín de Hipona, uno de los más grandes padres de la Iglesia, “Nuestro Señor Jesucristo fue tanto Dios como hombre, en su calidad como Dios no tenía madre, en su calidad de hombre sí, ella fue madre entonces de su carne, de su humanidad que por nuestro bien, Él tomó sobre sí.” (Agustín de Hipona, en su comentario de Juan 2:1-4). Acá te pregunto, ¿qué fue preparado en el vientre de María? ¿Jesús como Dios, su naturaleza divina, su persona o su carne? ¿Qué dice la Biblia? Romanos 1:3 enseña que María fue madre de Jesús “según la carne” (Romanos 1:3), no según la divinidad pues lo que fue engendrado fue su naturaleza humana y no su deidad. Por tanto, ¿Qué fue preparado en el vientre de María? ¿Dios? No, pues Hebreos 10:5 tampoco dice, “me preparaste divinidad o personalidad” sino el “cuerpo” del Mesías.  

“Madre de Dios es la traducción correcta de Theotokos y no la frase “portadora de Dios” lo cual es una redefinción incorrecta y puros brincos lingüísticos, más que teológicos.”

En primer lugar, no es una redefinición. Al contrario, Theotokos significa literalmente “portadora de Dios” y así lo definieron en el Concilio de Calcedonia (451d.C.) donde María fue declarada como la “portadora de Dios” (Theotokos) del Dios el Hijo, que se convirtió en la encarnación “verdadero hombre” para enfatizar la naturaleza divina del Ser nacido y no en María como la madre del Ser. No definieron “Theotokos” como Madre de Dios (Mater Dei). Además, este título extra y antibíblico nunca fue utilizado por los autores bíblicos, ni por los padres de la Iglesia y hasta fue desestimada por los concilios como Calcedonia, excepto en el de Éfeso (431) donde se usó por primera vez y donde Cirilo de Alejandría quería imponer dicho marianismo. Por tanto, los que hacen esta afirmación muestran que desconocen totalmente sobre el concilio herético de Éfeso (siglo V) donde fue que se usó por primera vez dicho título espurio y la definición correcta de theotokos.

Segundo, los más grandes padres de la Iglesia (como Ireneo, Agustín de Hipona e Hipólito de Roma) también lo usaron de esa forma. Lo mismo con Eusebio de Cesárea. Es en el Concilio de Éfeso (siglo V) donde fue aprobado el dogma de María, “Madre de Dios” y si lees las palabras de Cirilo de Alejandría de ese mismo concilio verás que no se trataba de cristología sino de mariolatría. Pero más importante aún, los mismos escritores bíblicos e inspirados llamaron a María, “madre de Jesús” y no “Madre de Dios” como proponen los romanistas (Vean Juan 2:3). Así que, no rechazamos la palabra “theotokos” en su debida definición sino en su herética definición de Éfeso I.

Por último, aun si fuéramos a suponer que la traducción correcta de “Theotokos” es “Madre de Dios” eso no lo hace válido. Primero porque Jesús nunca enseñó que María era madre de su naturaleza divina y porque los autores bíblicos nunca se refirieron a ella como “Madre de Dios”. Y segundo porque dicho título fue utilizado por primera en el concilio de Éfeso (siglo V) donde muchos paganos por cierto veneraban diosas (como la diosa-madre Diana) de la virginidad y la maternidad (Hechos 19 y Enciclopedia bíblica Fausset, p.484). Por tanto, es un título espurio que apareció siglos después de Cristo y sus apóstoles.    

“Es de teología básica que comparten tanto cristianos protestantes como católicos y ortodoxos que eres un hereje tal como Nestoriano si niegas que María es Madre de Dios”

Los que hacen esta acusación muestran que desconocen totalmente el nestorianismo y el concilio herético de Éfeso (siglo V) donde fue que se usó por primera vez dicho título espurio. A menos que sí conocen esta historia, pero aun así prefieren apelar de mala fe a una falacia de hombre de paja. Acá otras razones:

1. Ninguno de los autores bíblicos, ni ninguno de los primeros cristianos de la iglesia primitiva antes de del concilio de Éfeso (431) tampoco la llamó “Madre de Dios” a pesar de que sabían que Jesús era Dios.

2. Las iglesias que combatieron el error del nestorianismo decían que en Cristo había dos personas, una divina persona y una persona humana. Eso no es lo que creemos y si fueran realmente honestos admitirían su error teológico o falacia de muñeco de paja, pero no quieren hacerlo lo que muestra su orgullo y falta de ética cristiana de su parte.

Por tanto, no es que en Cristo hay dos personas diferentes (nestorianismo) sino dos condiciones (una física que se cansa, tiene hambre y muere y otra divina que es eterna) así como nosotros tenemos dos naturalezas diferentes (una física que se cansa, tiene hambre y muere y otra espiritual que no tiene estas limitaciones físicas) pero somos una misma y sola persona (Vea 1 Tesalonicenses 5:23).

“Pero ¿acaso no separas a Cristo cuando dices que murió una naturaleza humana y no la divina? ¿quién fue crucificada? ¿una naturaleza o una persona? Si dices solo su naturaleza humana entonces sí eres un nestoriano

En primer lugar, la herejía de Nestorio era que en Cristo había dos personas, una persona divina y otra persona humana. Eso no es lo que creemos por tanto sigues cometiendo una falacia de hombre de paja. El repetirlo no te dará la razón, sino que solo demuestra tu deshonestidad y fanatismo antiprotestante al insistir caricaturizar o tergiversar nuestras palabras de mala fe (argumentum ad nauseam).    

Segundo, Jesús murió como hombre y no como Dios porque el eterno Dios es Espíritu y por ende no puede tener una muerte carnal (Vea Juan 1:1-3,14; Juan 4:24 y Filipenses 2:8-9). Por tanto, en la crucifixión murió la humanidad de Cristo y no su parte divina o persona pues no son la misma naturaleza. Dios no puede morir, ni tiene hambre, ni se cansa, ni tiene principio porque esos son cualidades humanas. Por tanto, tales sucesos tienen que ver obviamente con la parte humana de Cristo y no con su deidad la cual es eterna. Hasta Agustín de Hipona hizo la diferencia entre ambas naturalezas.

Nosotros mismos cuando morimos como seres humanos es nuestro cuerpo físico el que muere y nuestra parte espiritual la cual es inmortal y la cual va al cielo o al infierno después de la muerte (1 Tesalonicenses 5:23). Hasta el mismo Jesús hizo esta distinción entre ambas condiciones (Mateo 10:28) al igual que Padre en Romanos 1:3. ¿Tan difícil es entender esto? 

“¿O sea que las naturalezas tienen hambre, se cansan y mueren? Yo pensé que eran las personas.”

Sigues sin entender ¿o es que te haces? Jesús como persona padeció todo esto porque estaba en la tierra en forma física y así lo explica Filipenses 2:5-8. En cambio, antes de Su encarnación no padecía estas limitaciones físicas. ¿Por qué? Porque todavía no había tomado forma humana. ¿Significa eso que no era persona antes de venir a la tierra? Por supuesto que no. ¿Es eso nestorianismo? Tampoco. Tu simple error es que no quieres diferenciar entre ambas naturalezas en la sola persona de Cristo lo cual suena a la vieja herejía de Eutiques o Eutiquio llamada monofisismo.

“¿Y quién sufrió hambre en las tentaciones, quien se cansaba o lloraba? ¿Jesús de Nazareth o su naturaleza? Para sostener que Jesús no pasó todo eso vas tener que separar a Jesús hombre de Jesús Dios y eso es caer de lleno en la herejía nestoriana.”

No, porque afirmamos lo que la Biblia enseña, es decir, que en Cristo hay dos naturalezas (no dos personas) distintas (divina y física). ¿Y por qué Jesús se cansaba, tenía hambre y murió? Por virtud de su humanidad y no de su divinidad. No querer reconocer la importancia de distinguir analíticamente entre ambas naturalezas y confundirlas para seguir acusándome falsamente de nestorianismo no solo es deshonesto y falaz sino una herejía (monofisismo).

“En la cruz muere la persona divina de Cristo, Dios hecho hombre, no una naturaleza. Jesús dice en Apocalipsis 11:18 “Yo soy el que vive. Estuve muerto, pero ahora vivo por los siglos de los siglos.” No dijo “mi naturaleza estuvo muerta pero yo no.”

Apocalipsis también dice, “Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.” (Apocalipsis 1:8 y 22:13) lo cual significa que Jesús es eterno pues existió desde el principio del tiempo y que existirá por siempre. Por tanto, no tiene sentido hablar de María como Madre de Dios pues la naturaleza divina de Cristo no tiene creadores ni procreadores. Según su definición, una madre no existe después de su descendencia sino antes de sus hijos lo cual la hace madre porque da a la luz alguien que no existía antes que ella. Por eso María tampoco puede ser Madre de Dios ni de su persona la cual ya prexistía antes de María sino solo de la carne de Jesús.  

En cuanto a su muerte en la cruz es obvio que murió su naturaleza humana (Lucas 2:52, Hebreos 4:15), no su naturaleza divina la cual es eterna y no puede morir por ser Espiritual y tampoco su persona la cual ya prexistía antes de la existencia de María y lo cual no es lo mismo que su carne. A menos que creas en la herejía llamada “monofisismo” la cual no hace distinción entre la doble naturaleza de Cristo.

“En Lucas 1:23, Elizabeth dijo, “¿Por qué se me concede esto a mí, que la madre de mi Señor venga a mí?”. No puede ser más claro. Por tanto, el título Madre de Dios si es bíblico”

Apelan a una falacia de ambigüedad y de equívoco para asumir que la palabra “Señor” en griego “Kurios” usada en Lucas 1:43 significa Dios. Sin embargo, esta palabra bíblica tiene diferentes significados como en Lucas 16:5 donde también se usa la misma palabra, pero con un significado diferente que no es la misma que Dios. Algunos católicos dicen que la diferencia está en que en Lucas 1:43 se usa la palabra en mayúscula. Sin embargo, estos ignoran que sigue siendo la misma palabra en el griego (kurios) y que en el texto original todas las palabras están en mayúsculas.

Otro ejemplo, se encuentra en Hechos 2:36 donde dice, “Sepa, pues, ciertísimamente toda la casa de Israel, que a este Jesús a quien vosotros crucificasteis, Dios le ha hecho Señor y Cristo.” Ahora bien, aquí se usa de nuevo la misma palabra (Kurios) por tanto no puede significar “Dios” porque entonces estaría diciendo “lo ha hecho Dios” lo cual no es correcto porque se entendería que Jesús no siempre fue Dios lo cual sería una herejía ya que lo es desde la eternidad. Por tanto, la palabra “Señor” no siempre significa Dios (Diccionario bíblico, Strong).

     Elizabeth simplemente estaba profetizando que María era madre del Señor de Israel, es decir, el rey y Masías, no Madre de Dios lo cual está claro en el contexto de los primeros capítulos del evangelio de Lucas. Así que, el texto que citas no se refiere a su deidad sino a su identidad como el Mesías (Ungido) prometido (Vea por ejemplo Lucas 1:31-33). Sin olvidar que ni siquiera Jesús mismo la llamaba “madre” sino “mujer” y dio testimonio de que la relación física con ella era de menor importancia que la espiritual (Vea Mateo 12:46-50; Lucas 2:48-50 y 11:27-28) pues más claro no puede ser. 

De hecho, cuando la Biblia se refiere a Jesús como “hijo de David” en Mateo 22:41-46, Jesús dejó en claro que no por eso se debería de considerar que David era padre de Jesús, el Mesías. Se puede plantear lo mismo con respecto a Lucas 1:43, es decir, si María lo llama “Señor” ¿cómo puede ser hijo suyo en el sentido divino? Si los católicos fueran más entendidos que los fariseos este versículo bastaría para que dejaran de llamar a María “Madre de Dios”. Por tanto, la humanidad de Jesús es descendiente de David (Romanos 1:3) pero su deidad no tiene padre ni madre ni genealogía (Hebreos 7:3).

“El mismo Jesús nunca la llamó “madre” sino “mujer”. Sí, de seguro por eso no era la mamá, como no le dijo primo a Juan el Bautista entonces no lo eran. Pésimo argumento.”

Otra horrible falacia de espantapájaros. En primer lugar, nunca dije que Jesús llamó a María mujer y no madre porque no la consideraba su madre, sino que decimos que la expresión más correcta y bíblica es llamarla “madre de Jesús” (como hicieron los apóstoles y los padres de la Iglesia) y no Madre de Dios pues eso sería confundir su naturaleza humana la cual tuvo un comienzo en el vientre de María (Juan 1:14; Hebreos 4:15; 5:7 y Romanos 1:3) con su persona o divinidad la cual ya preexistía antes de la existencia de María (Juan 1:1,30; 3:17; 8:58 y Hebreos 7:3).

Segundo, era costumbre entre los judíos llamar a su madre como tal, pero ¿por qué Jesús nunca lo hizo siendo judío y principalmente porque según los católicos es la “Madre” (con mayúscula) del mismo Dios? Es probable que prefirió llamarla solo “mujer” en lugar de “madre” porque como Dios, ya Jesús sabía que en el futuro iban a llamarla erróneamente como “Madre de Dios” lo cual es un título herético y muy común entre los paganos, pero no entre los primeros cristianos.

Tercero, Madre no fue, ni es ni será la madre de la divinidad del Hijo de Dios (segunda persona de la Trinidad) porque a Dios no se le puede dividir o ¿crees que María también fue madre del Dios Padre y Dios Espíritu Santo? Eso sería una herejía. Por tanto, no tiene sentido decir que María es “Madre de Dios” porque Dios no creó la persona o divinidad de Jesús en vientre de María sino su físico lo que hace de ella la madre de su humanidad y nada más. Por eso nosotros los Bautistas la llamamos, “madre de Jesús” como hicieron los apóstoles porque la deidad de Cristo simplemente no tiene creadores ni procreadores.

Por último, según su definición y lingüísticamente hablando, una madre no existe después de su descendencia sino antes de sus hijos lo cual la hace madre porque da a la luz alguien que no existía antes que ella. Por eso María tampoco puede ser Madre de Dios ni de su persona la cual ya prexistía antes de María sino solo de la carne de Jesús.  

“Cristo es la conjunción de dos naturalezas: la humana y la divina. Y en tu comentario has cometido el error de confundir la naturaleza divina de Cristo con su persona que era la unión de dos naturalezas.”

Estamos de acuerdo de que en Cristo hay dos naturalezas (humana y divina) en una sola persona pero eres tú el que confunde su humanidad con su divinidad y persona o el que no quiere distinguirlos lo cual es caer en el monofisismo.

“Negar a María como Madre de Dios es como negar que Jesús era 100% humano y divino. ¿Eres cristiano entonces?”

Tal razonamiento es como decir que como Jesús es el hijo de David por ende negar que David es el Padre de Dios es negar que Jesús era 100% humano y divino. ¿Ves lo absurdo de tu argumentación ambigua y de equívoco? Por cierto, asumir que una persona no es cristiana (falacia de ningún escocés verdadero) solo por no usar un título herético que ni siquiera está en la Biblia es demostrar que tu nivel de fanatismo es impresionante. Pues claro que los Bautistas somos cristianos, lo que no somos es marianos.

“Negar usar el theotokos como María es la Madre de Dios es negar la divinidad de Cristo”

O esta expresión ambigua significa que María fue la madre de la divinidad de Jesús (lo cual es una herejía que algunos católicos marianos creen) o que María fue la madre de Jesús, quien es Dios (lo cual es correcto). En otras palabras, así como es incorrecto decir que la madre de María fue la “Abuela de Dios” o que David fue el “Padre de Dios” (debido a que a Jesús se le llama “Hijo de David”) o que “Dios estaba muerto” o que “Los judíos mataron a Dios” también es incorrecto decir que María es la “Madre de Dios”

No solo eso, pero cuando la Biblia se refiere a Jesús como “hijo de David” en Mateo 22:41-46, Jesús dejó en claro que no por eso se debería de considerar que David era padre de Jesús, el Mesías. Se puede plantear lo mismo con respecto a Lucas 1:43, es decir, si María lo llama “Señor” ¿cómo puede ser hijo suyo en el sentido divino? Si los católicos fueran mas entendidos que los fariseos este versículo bastaría para que dejaran de llamar a María “Madre de Dios”. Por tanto, la humanidad de Jesús es descendiente de David (Romanos 1:3) pero su deidad no tiene padre ni madre ni genealogía (Hebreos 7:3).

De hecho,  decir que tengo que aceptar tu redefinición herética (Madre de Dios) de la palabra “theotokos” porque si no entonces estoy negando que Jesús es Dios es apelar también a una falacia non sequitur (no se sigue) pues hasta Arrio quien negaba la divinidad de Cristo también usaba este vocablo al igual que el hereje de Apolinar. Por tanto, usar el término “theotokos” no es defender la deidad de Cristo. Eusebio de Cesarea por ejemplo también usaba la palabra, pero dejando claro que se refería en el sentido de que Jesús había madurado y no procreado en el vientre de María como el rocío que desciende del cielo. A Ignacio de Antioquía también se le llamó “teósofos” que significa portador de Dios sin embargo eso no significa que sea Padre o Madre de Dios. Theotokos tampoco. En fin, fue en el concilio (las cuales no son infalibles) de Éfeso donde fue usado por primera vez dicho título blasfemo para exaltar a María como si fuera una diosa. Por eso recomendamos mejor confiar y usar terminología bíblica.

“Una madre no da a luz una naturaleza humana sino a una persona”

Nadie dijo lo contrario, sin embargo, eso solo aplica para el hombre (criatura finita) y no para el Creador infinito, en otras palabras, Jesús ya preexistía como segunda persona de la Trinidad de manera espiritual antes de su encarnación o nacimiento humana (Vea Juan 1:1-3,14 y Filipenses 2:6-8). Por tanto, María fue madre con respecto a su naturaleza física, de Jesucristo hombre y no con respecto a su naturaleza divina porque el eterno Dios es Espíritu por ende no puede tener una muerte carnal y tampoco “tiene madre, ni padre, ni genealogía, ni principio de días, ni finde vida” porque siempre ha existido (Hebreos 7:3 y Juan 4:24).

        “Pero Tomas de Aquino dijo, en su “Compendium Theologiae que, “Si alguno quisiera decir que no debemos llamar madre de Dios a la bienaventurada Virgen, porque de ella no fue tomada la divinidad, sino únicamente la carne, como decía Nestorio, es claro que no sabe lo que dice…. Luego a quienes confiesan que el Hijo de Dios tomó naturaleza humana en unidad de persona, les es necesario decir que santa María Virgen es madre de Dios. Nestorio, en cambio, como negaba que Dios y el hombre Jesucristo formaran una única persona, negaba lógicamente que la Virgen María fuera madre de Dios.” (Tomás de Aquino, Compendium of Theology c22).”

En primer lugar, Tomás de Aquino (1225-1274) no es infalible sino la Biblia la cual es nuestra autoridad final (Hechos 17:11; 1 Corintios 4:6; 2 Timoteo 3:15-17 y Isaías 8:20) y prueba que Aquino cometió grandes errores (además de apoyar este título pagano que ni siquiera es bíblico) es que persiguió a muerte a todos los cristianos no católicos (como a los anabaptistas) que no estaban de acuerdo con este título espurio y otras de sus falsas doctrinas. Y segundo, esto lo dijo muchos siglos después de que el canon de la Biblia (revelación completa de Cristo y los apóstoles) ya fuera cerrada y la cual no usa dicho título y mucho antes de los escritos patrísticos de los llamados Padres de la Iglesia como Agustín de Hipona (354-430) quienes difieren con Aquino en este tema.

“El término “Madre de Dios” fue usado durante el primer y segundo siglo por los Padres de la Iglesia”

¿Cuáles exactamente? Una cosa es hacer afirmaciones gratuitas y otra demostrarlas a través de documentos.

“Pero San Agustín dijo en “De Trinitate” (I, 13), que “Aquella unión fue tal que hizo a Dios hombre y al hombre Dios. Pero la Virgen engendró al hombre, y por tanto engendró también a Dios. Ergo, es madre de Dios.”

    He buscado esa cita en dicha obra de Agustín y no la encuentro. Además, es bastante extraño que Agustín haya usado ese título de “Madre de Dios” pues murió en el año 430, es decir, antes de que se usara por primera vez ese título en el concilio de Éfeso (431) donde el marianismo alcanzó nuevos niveles al poner a María en una posición más alta que a la misma Trinidad. De hecho, los mismos católicos admiten que en la iglesia de Agustín la cual se encontraba en el Norte de África ni siquiera se celebraba un día festivo en honor a María en ese tiempo y que Agustín nunca usó dicho título en sus obras. Tampoco es posible que lo haya usado porque siempre se refirió a María como “la madre, no de su divinidad sino de su humanidad.” (NPNF1: Vol. VII, Tractate, John, Tractates CXX, John 19:24-30).

       Por tanto, podría ser falsa su referencia lo cual no sería nada nuevo pues algunos marianos también han dicho que en el Sermón 208 de Agustín se usa la expresión “Madre de Dios” cuando ya se ha probado que eso es falso pues ese título mariano tampoco aparece en las copias originales de los “Sermons on Liturgical Seasons” de Agustín, ni en el “Glories of Mary” de Alfonso de Liguori donde se provee la misma cita del Sermón 208 en el Latín original y muchos sugieren que fue escrita después de la vida de Agustín.

En la Patrística por ejemplo podemos encontrar “Madre de mi/nuestro/el Señor” (Mater Domini) o “María, por gracia madre del Hijo de Dios” (María ex gratia mater Filii Dei) pero no “Madre de Dios” (Mater Dei) y lo de “María ex gratia mater Filii Dei” solo aparece en el encabezamiento del Sermón 291 pero tampoco es parte del Sermón pues se cree que Agustín realmente no escribió ese encabezamiento. Agustín simplemente nunca utilizó el “Dei genitrix” o “Deipara” los cuales son el equivalente en latín para el griego “Theotokos” sino que siempre se refirió a María como la “madre del Señor” o “madre del Salvador”  

Después de todo, en su totus Christus y Sermón 72ª.7 se muestra que Agustín vio a María solo como parte de la Iglesia y no por encima de ella y mucho menos por encima de la Santa Trinidad como hizo Cirilo de Alejandría en el concilio de Éfeso. Nunca se refirió a ella como intercesora, ni como un canal para orarle o rezarle, sino que siempre dejó claro que Jesús era el Único Mediador entre Dios y los hombres. Solo recomendaba a María como un perfecto ejemplo de la vida cristiana y para elevar la dignidad de la mujer (Sermón 190.2). Por tanto, el interés de Agustín por la maternidad de María siempre fue Cristocéntrica a diferencia del concilio de Éfeso que era idolátrica.

“Todos los Reformadores Protestantes como Martin Lutero y Juan Calvino creyeron que María era la Madre de Dios. No fue hasta siglos después que algunos protestantes como el pastor Miguel Nuñez, R.C. Sproul o John MacArthur empezaron a negar esta doctrina católica.”

Si lo dijo Lutero entonces lo dijo Lutero y no la Palabra de Dios y en su caso lo único que demuestra es que a pesar de ser expulsado de la iglesia de Roma todavía estaba influenciado por algunas de sus falsas doctrinas. Mientras que Calvino consideraba incorrecto el título y trataba de evitarla para no confundir o conducir a otros a la mariolatría. Para Calvino el titulo “solo servía para confirmar la ignorancia de sus supersticiones” (John Calvin, Epistle CCC to the French Church in London). Por tanto, no todos los protestantes usaban dicho título y aquellos que lo usaban lo hacían solo en un sentido limitado. Además, hubo muchos cristianos no católicos antes de la Reforma Protestante como los anabaptistas quienes también criticaron este título espurio y herético y quienes fueron brutalmente perseguidos por la iglesia de Roma demostrando así sus verdaderos colores.

          Después de todo, nuestra fe no está basado en lo que dice un catecismo, concilio ni nada extrabíblico sino lo que dice la Palabra infalible de Dios pues no somos seguidores de hombres sino seguidores de Cristo. De hecho, ni la misma María aprobaría el titulo que le quieres conceder pues como mujer santa y obediente no contradeciría las Escrituras. Si nuestros amigos católicos realmente quieren honrar a María entonces qué mejor manera que obedecer el único mandato que ella nos dejó, “Haced todo lo que Él os dijere” (Juan 2:5), y Jesús dijo, “Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.” (Juan 14:6). En fin, que el titulo espurio haya sido usado por teólogos, filósofos, papas católicos, protestantes o mal llamados cristianos evangélicos no significa que este título pagano dado a María sea válido.

“Mi argumento no es que antes de la encarnación Cristo no era una persona o divino. Sin embargo, si quieres sostener que Cristo como Dios hecho hombre no requiere la naturaleza humana para ser persona tendrías que sostener que Cristo es Dios hecho hombre pero que al mismo tiempo no es hombre pues no posee naturaleza humana, o sea, tendrías que contradecirte.”

Suena como un juego de palabras. Tampoco es mi argumento que Cristo como Dios hecho hombre no requiere la naturaleza humana (otra falacia de hombre de paja), sino que antes de su encarnación seguía siendo una persona prexistente con una divinidad eterna tal como enseña la Biblia (Vea Juan 1:1-3, 30; 3:17 y 8:58). Acá te pregunto, ¿qué fue preparado en el vientre de María? ¿Jesús como Dios, su naturaleza divina, su persona o su carne? ¿Qué dice la Biblia? Romanos 1:3 enseña que María fue madre de Jesús “según la carne” (Romanos 1:3), no según la divinidad pues lo que fue engendrado fue su naturaleza humana y no su deidad. Por tanto, ¿Qué fue preparado en el vientre de María? ¿Dios? No, pues Hebreos 10:5 tampoco dice, “me preparaste divinidad o personalidad” sino el “cuerpo” del Mesías.  

“María tuvo un rol especial en la historia de la salvación que no puede ser negada”

Al igual que Rahab, Tamar, la esposa de Lot y su hija mayor lo cual tampoco puede ser negado. Ellas, al igual que María, son el linaje femenino de Jesús. Aunque María es obviamente la más cercana, desde el punto de vista de la genética, Jesús vendría de todas las mujeres que hay en su cadena biológica desde Eva hasta María. Por tanto, María no es el único ancestro maternal.

“Si María hubiese dicho que no, Tamar o Rahab no hubiesen podido hacer nada”

  1. Nadie le pregunto a María por su permiso, ni tomo esa decisión. Simplemente se le informo lo que pasaría, no se le dio ninguna opción y ella lo aceptó. Por tanto, Cristo no nació por voluntad de la carne sino por voluntad de Dios.

2. Si ellas hubieran escogido de otra manera, María ni siquiera hubiese existido.

3. Ninguna es menos que la otra porque Jesús está en la línea sanguínea de todas ellas y esto a pesar de que Mateo y Lucas excluyen a María de la genealogía de Jesús lo cual le resta importancia.

En fin, el título de “Madre de Dios” no es la traducción correcta de theotokos y tampoco es una expresión prudente, ni necesaria. Por tanto, María no es la Madre de Dios, pero Roma sí es la Madre de la Apostasía y más mariana que cristiana.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *